Mientras Dearie supervisa la revisión de documentos, el FBI parece estar construyendo un caso de obstrucción, dicen los expertos.

Comentario

La investigación criminal sin precedentes del FBI en las 11 semanas desde que los agentes registraron la residencia y el club de Donald Trump en Florida se ha desarrollado en dos vías: una principalmente pública y la otra principalmente a puerta cerrada.

Y en el área de cara al público, el caso sobre el nombramiento de un maestro especial para examinar miles de documentos incautados repercutió en todos los niveles del sistema judicial federal, con el maestro especial, esencialmente un experto externo, poniendo en duda las afirmaciones de Trump. El material debe estar protegido del FBI.

Por el contrario, las actividades de investigación de la Oficina son difíciles de rastrear, aunque algunos detalles están emergiendo lentamente. Los agentes han entrevistado a varios testigos sobre el manejo de documentos gubernamentales en Mar-a-Lago. el poste de washington reportado la semana pasada Un miembro del personal de Trump le dijo a los agentes federales que movió cajas de documentos en Mar-a-Lago en la dirección específica del expresidente, y el FBI tiene videovigilancia para respaldarlo.

La evidencia, que dicen los expertos, junto con las repetidas indicaciones en los documentos judiciales de que los fiscales sospechan que el equipo de Trump desclasificó intencionalmente todos los documentos y no cumplió con una citación, sugiere que el gobierno podría construir casos penales de malversación y destrucción de propiedad del gobierno.

Incluso a medida que avanza la investigación, Trump está bajo escrutinio legal en varios frentes. Entre ellos: Audiencias del Comité Selecto de la Cámara Ataque del 6 de enero de 2021 en la capital estadounidense testificó Y los archivos de los ex presidentes y el Departamento de Justicia están realizando un extenso Investigación Criminal Cómo manejaron Trump y sus asesores el período postelectoral.

El estado de las principales investigaciones que involucran a Donald Trump

No se esperan novedades públicas importantes en la audiencia de Mar-a-Lago después de las elecciones intermedias del 8 de noviembre, parte de una práctica judicial de larga data de evitar hacer cualquier cosa que se perciba como una ayuda para uno u otro lado en una elección. , y en parte, el maestro especial todavía está clasificando el material menos sensible incautado en la propiedad de Florida. Al mismo tiempo, Trump y sus seguidores hablaron abiertamente sobre el lanzamiento de una campaña presidencial para 2024 que cambiaría de inmediato el panorama político.

READ  Repunte del mercado de las acciones de la Fed, Apple, Tesla, Cloud; Qué hacer ahora

«¿Sabes cómo es la calma antes de la tormenta?» dijo el asesor de seguridad nacional Paul Rosenzweig. «Estamos allí. Esta es la calma antes de la tormenta», dijo.

A petición de Trump, El juez federal de Brooklyn, Raymond J. Thierry fue nombrado Revisar 13,000 documentos incautados y apartar aquellos que deberían estar protegidos de los investigadores debido a privilegios de abogado-cliente o administrativos. Un tribunal de apelaciones ha dictaminado que 103 documentos clasificados incautados en esa redada no deben incluirse en la revisión del maestro especial.

Está bajo revisión. Los abogados de Trump acordaron que un proveedor revise digitalmente más de 20,000 páginas de material no clasificado incautado. El equipo de Trump primero examina los documentos y marca todo lo que considera privilegiado. El gobierno revisa esos documentos y Diari toma medidas para resolver cualquier disputa.

En una audiencia de progreso el martes, Deary expresó su frustración en ambos lados. Criticó a los abogados de Trump por hacer concesiones en el lote inicial de documentos sin proporcionar ninguna evidencia para respaldar sus afirmaciones.

«‘¿Dónde está la carne?’ Quiero un poco de carne”, dijo el juez de 78 años.

Incluso si Dearie sigue adelante con la revisión, el Departamento de Justicia todavía está luchando contra el nombramiento de un maestro especial en la corte. Juez Eileen M., jueza federal en Florida. Cannon, en agosto, nombró y ordenó una maestría especial. Prohibió a los investigadores criminales utilizar materiales incautados, incluidos los marcados como clasificados, hasta que se complete la revisión.

La apelación exitosa del Departamento de Justicia de parte del fallo de Cannon ayudó a los fiscales y agentes del FBI a recuperar de inmediato el acceso a material clasificado. El equipo de Trump solicitó a la Corte Suprema que revocara parte del fallo de la Corte de Apelaciones del 11° Circuito, pero los jueces lo rechazaron.

Cualquiera puede enviar documentos judiciales al expediente. El estudio de Mar-a-Lago lo demuestra.

Cada detalle legal del caso fue analizado por los reporteros y el público, los partidarios de Trump aplaudieron la decisión inicial de Cannon de nombrar a un maestro especial y los críticos del expresidente expresaron su escepticismo sobre las afirmaciones legales de Trump.

READ  Amazon también se ocupa del grupo en las luchas de entrega de alimentos.

Ahora, el Poder Judicial Recursos contra toda la cita Un maestro especial del 11º Circuito relevó a Deary de sus funciones con la esperanza de recuperar los 13.000 documentos incautados.

«Si la corte de apelaciones está de acuerdo con el gobierno, se terminará toda la referencia para un maestro especial», dijo Mary McCord, quien se desempeñó como fiscal general adjunta para la seguridad nacional durante la administración del presidente Barack Obama. «Es probable que esta sea la parte más baja de la investigación».

‘Cuestiones de Seguridad Nacional’

En el corazón de cualquier caso penal, a menudo se encuentran documentos clasificados descubiertos por el FBI, incluidos algunos de los secretos gubernamentales más confidenciales. Las capacidades nucleares de un país extranjero. Algunos de los documentos incautados fueron publicados por The Post el viernes. Contiene información muy restringida Sobre los sistemas de misiles de Irán y el trabajo de inteligencia dirigido a China.

Pero el exfiscal federal Jim Walton dijo que los 13.000 documentos desclasificados podrían ser importantes para los fiscales porque podrían arrojar luz sobre por qué y cómo se trajo material clasificado a Mar-a-Lago y quién lo vio después de que White se fue. Casa.

EXCLUSIVO: Documentos de Mar-a-Lago contienen secretos sobre misiles de Irán, inteligencia de China

Walton dijo que el Departamento de Justicia «no estaría tan presionado» para apelar el nombramiento de un maestro especial a menos que se respondieran algunas preguntas serias de seguridad nacional. [13,000] La documentación es muy importante».

El fiscal general Merrick Garland y el Departamento de Justicia se negaron a comentar sobre sus esfuerzos, citando la investigación criminal en curso.

El portavoz de Trump, Taylor Pudovich, condenó la investigación y acusó a la administración de Biden de convertir a las fuerzas del orden en armas y de inventar un «engaño documental en un intento desesperado por retener el poder político».

Deary tiene hasta principios de diciembre para revisar documentos y resolver disputas sobre concesiones en las que Trump puede insistir si se mantiene su nominación. Pero el Tribunal de Apelaciones escuchará los argumentos de ambas partes el próximo mes, y pronto se espera una decisión sobre si detener la revisión primaria especial.

READ  Guerra Rusia-Ucrania: Lo que sabemos en el día 101 de la invasión | Ucrania

Mientras tanto, el FBI continuará buscando testigos que puedan brindar información sobre el manejo de documentos en Mar-a-Lago, incluso si Trump o sus representantes retuvieron intencionalmente documentos del Departamento de Justicia o afirmaron falsamente haber entregado todo el material clasificado. Cuando los artículos prohibidos están en las instalaciones.

Entre las preguntas que están tratando de responder, dijeron los expertos legales, está qué sabía el expresidente sobre los documentos y si su posesión de los materiales en Mar-a-Lago representaba un riesgo para la seguridad nacional.

Comisión de la Cámara envía citatorio a Trump en busca de documentos y entrevistas

Los funcionarios de la Administración Nacional de Archivos y Registros han planteado dudas sobre si todos los registros gubernamentales en posesión de Trump han sido devueltos a la custodia del gobierno en virtud de la Ley de Registros Presidenciales después de que dejó el cargo, y algunos documentos pueden serlo. Atrapado en otro lugar que no sea Mar-a-Lago.

“Es todo el trabajo que se realiza detrás de escena que nunca se revelará”, dijo Javed Ali, un alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional durante la administración Trump que ahora enseña en la Universidad de Michigan. “¿Quién podría haber accedido a esos documentos? ¿Y qué información podrían haber recopilado? ¿Qué podría haber resultado de su posesión de estos documentos?

McCord dijo que construir un caso requiere más que entrevistar a testigos y revisar documentos. Él sospecha que en este punto del juicio, el gobierno está examinando los precedentes legales y elaborando estrategias sobre cómo los abogados responderán a los posibles argumentos de la defensa en la corte.

Por ejemplo, el Departamento de Justicia ya dijo en una presentación judicial reciente que incluso si Trump reclamara formalmente y proporcionara pruebas de los documentos clasificados que poseía, eso no socavaría un posible caso de embargo. Eso se debe a que la citación le pidió a su equipo que devolviera todos los documentos «marcados como clasificados», no clasificados.

«Hay otras cosas además de la recopilación de hechos en este momento. Hay investigación legal”, dijo McCord. “Todo ese trabajo está en curso, y es una cantidad significativa de trabajo. No solo sales y reúnes pruebas y presentas una hoja de cargos al día siguiente”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.