Ucrania

Ucrania es un Estado soberano ubicado en el este de Europa. Su forma de gobierno es la república que se rige por un sistema semipresidencial, con la separación del poder entre el ejecutivo, legislativo y judicial.

Recuadro de datos oficiales

\r\n
    \r\n
  • Nombre oficial: República de Ucrania.
  • \r\n
  • Forma de estado: República semipresidencialista.
  • \r\n
  • Capital: Kiev.
  • \r\n
  • Año de independencia: 1991 (de la U.R.S.S.).
  • \r\n
  • Máximo mandatario actual: Petro Poroshenko, presidente desde el 7-06-2014.
  • \r\n
  • Extensión: 576.628 kilómetros cuadrados (47º del mundo); sin Crimea, 550.000 aproximadamente.
  • \r\n
  • Población estimada: 42,5 millones de habitantes (31º del mundo).
  • \r\n
  • Renta per cápita: 4.100 dólares.
  • \r\n
  • Idioma(s): ucraniano es el oficial, aunque el ruso está extendido.
  • \r\n
\r\n

DÓNDE (ubicación)

\r\n

En una auténtica encrucijada de Europa del Este, en su mismo corazón. En el mapa se ubica justo encima de Turquía, separada de ésta por el Mar Negro. Limita sobre todo con Rusia: al este y al noreste, y desde 2014 también al sur, donde la escindida Península de Crimea. Además toca con Bielorrusia (noroeste), Polonia, Eslovaquia y Hungría (oeste) y Rumanía, Moldavia y el propio Mar Negro (sur).

\r\n

QUIÉN (colectivos en conflicto)

\r\n

Ejército de Ucrania y los milicianos prorrusos de provincias de más al este del país, sobre todo Donetsk y Lugansk, que limitan con Rusia. Aparentemente los separatistas están apoyados por la propia, que niega todo, pese a no convence a la UE ni a EEUU, que le han impuesto sanciones crecientes. Los conflictos de los últimos meses manan de que los ultranacionalistas y/o europeístas –ahí es nada- salen a la calle a protestar porque su Gobierno se quiere acercar a Moscú, ‘tirano’ del que se independizaron un par de décadas antes, antes que a la UE. Cabe recordar que unos 8 millones de ciudadanos de etnia rusa viven en Ucrania, y que la economía del país está muy vinculada con la del poderoso vecino.

\r\n

QUÉ (resumen de problemáticas)

\r\n

Guerra contra los separatistas prorrusos del este:

\r\n

En los primeros meses de 2013, la inestabilidad política galopante, debida a la rusofilia del Gobierno ucraniano del momento, facilitó la ‘reincorporación express’ de la sureña región autónoma de Crimea a la Federación Rusa (véase siguiente punto). Y esto actuó como pistoletazo de salida para animar los movimientos ‘unionistas’ de los prorrusos del este del país, que hace frontera con Rusia. Todo empieza a principios de abril, cuando manifestantes separatistas toman ciudades importantes de los ‘oblast’ (provincias) más orientales, esto es Lugansk, Donetsk y Járkov, en algunos de los cuales el idioma ruso es hasta más común que el ucraniano. Los rebeldes llegan incluso a autoproclamarlas repúblicas independientes, supuestamente avaladas en los dos primeros casos por referendos que solo ellos mismos reconocen como válidos. Y en poco tiempo comienzan los combates contra el Ejército de Ucrania, que vela por la integridad territorial del país.

\r\n

Moscú, actor que desde fuera se ve como instigador de estas rebeliones -e incluso como participante directo-, niega toda responsabilidad pero eso no le libra de sanciones internacionales, pues ni la UE ni EEUU le creen, entre otros. El conflicto armado va subiendo de grado, al principio se habla desde Kiev de mera ‘operación antiterrorista’, pero termina siendo una auténtica guerra abierta que llega al centro mismo de ciudades como Donetsk y Slaviansk, bombardeos incluidos. En otoño de 2014 se ha cobrado cientos de muertos, y se acerca al millón de desplazados, que han huido de la guerra hacia otros lugares, en la mayoría de los casos cruzando simplemente la frontera con Rusia.

\r\n

Por si fuera poco, el 17 de julio de 2014 un avión de pasajeros de la compañía Malaysia Airlines, que viajaba entre Ámsterdam y Kuala Lumpur, es abatido en la zona, muriendo todos sus ocupantes, casi 300. Aunque todos acusan a los prorrusos del disparo que lo derribó, muy probablemente por trágica confusión, los dos bandos se han echado la culpa mutuamente de un sangriento ‘daño colateral’, de esos del que no se libra ninguna guerra. El 5 de septiembre se alcanzó un frágil alto el fuego entre los separatistas y Kiev, salpicado de incidentes ocasionales que amenazan con su final. Aún así, se antoja complicado un acuerdo entre un país que defiende sus fronteras y los que quieren abandonarlas y están dispuestos a morir por ello.

\r\n

Estado débil y dicotomía Rusia/UE:

\r\n

¿Es Ucrania también un ‘estado fallido’, como Somalia? Sin llegar a esos extremos, quizá sí, entendido como tal el estado que es incapaz de mantener la integridad territorial del país o garantizar los servicios básicos. Como mínimo lo primero no se cumple. Porque recordemos la sucesión de hechos acontecidos de noviembre de 2013 en adelante, y que han desembocado por ahora en la guerra contra los separatistas del este. Todo empezó cuando el presidente de entonces, Viktor Yanukovich, rechaza asociar a Ucrania con la UE, y en cambio se acerca a Rusia. Los estudiantes, primero, y luego la oposición más nacionalista monta en cólera y se concentra durante días y días en la plaza de la Independencia (conocida como Maidán’) de Kiev, pidiéndole inicialmente que rectifique, y luego que se vaya.

\r\n

Las protestas van extendiéndose a otras ciudades, y la aprobación por parte del Gobierno de leyes contra el derecho a protestar no hace sino empeorar el clima. Grupos ultraderechistas se insertan entre los protestantes –cuando no los dirigen-, hay vandalismo, toma de edificios públicos y también represión terrible, con no menos de un centenar de muertos a mediados de febrero. La sede del Gobierno es tomada por los manifestantes, y allanada la casa de Yanukovich, que termina denunciando un golpe de estado y exiliándose; el Parlamento asume el mando transitoriamente. A finales de febrero, aprovechando este vacío de poder e inmejorable foco de distracción, la península de Crimea, en el Mar Negro, se ve tomada por soldados perfectamente equipados pero sin distintivos; todo el mundo da por hecho que los manda Rusia.

\r\n

Es que la región peninsular de Crimea se independizó como parte de Ucrania en 1991, pero su población es mayoritariamente rusa, y a Rusia perteneció hasta 1954, conservando ésta allí una base naval en Sebastopol, la ciudad más poblada. Unos días después, ya oficialmente, Moscú manda tropas ‘con distintivo’ que toman el estratégico territorio. Por la vía rápida, el parlamento crimeano organiza un referéndum que da una mayoría aplastante: Crimea vuelve a la Federación Rusa. Ha sido cuestión de menos de un mes, con Kiev metido en otros problemas, impotente para hacer otra cosa que protestar y no reconocer la pérdida.

\r\n

Y en Donetsk o Lugansk, ‘oblast’ (provincias) fronterizos con Rusia y de amplia población rusófona, grupos separatistas quieren seguir el mismo ejemplo de Crimea han proclamado unilateralmente la independencia en sendas Repúblicas Populares, supuestamente avaladas por sendos referendos del 11 de mayo de 2014, no reconocidos por la comunidad internacional. Aunque les está costando más: esta vez, especialmente tras las elecciones ganadas por Petro Poroshenko a mediados de año, el Ejército de Ucrania responde.

\r\n

‘Guerra del gas’ y dependencia energética:

\r\n

Las temperaturas ucranianas bajan muchos grados por debajo de cero en invierno. Por eso el suministro de gas es clave para soportarlo, y hete aquí que quien abre y cierra el paso del gasoducto por el que le llega la mayoría es precisamente Rusia, que posee una de las mayores reservas de gas natural del planeta. Pero además, esos mismos conductos ucranianos son los mismos por el que el combustible fósil llega también a buena parte de la UE, por lo que Ucrania también juega con eso: si le cortan el flujo, también se ven afectados los eurosocios… Y eso son palabras mayores.

\r\n

Aún así, los litigios en torno al precio y la deuda multimillonaria que Rusia le reclama a Ucrania han provocado en los últimos años dos cortes muy sonados –aunque solo de unos días- por parte del gigante gasístico ruso Gazprom. El 1 de enero de 2006, en plena ola de frío continental, Rusia cierra el grifo tras acusar a Ucrania de robarle gas. El problema es solucionado solo 3 días más tarde, pero provoca enorme incertidumbre internacional. Y hay otro corte en 2009, entre los días 7 y 20 de enero (previa reducción de suministro), con cruce de amenazas también por parte de la Unión Europea. Por cierto que estos acuerdos, firmados por la entonces primera ministra y carismática Yulia Timoshenko, terminarán llevándola a la cárcel en 2011, acusada de haberse lucrado –era empresaria del gas- en vez de pensar en Ucrania. Para parte de los analistas internacionales, simplemente se aprovechó esta excusa para represaliarla…

\r\n

La situación de 2006 y 2009 amenazaba con repetirse en 2014, y más aún en mitad de la guerra abierta contra los secesionistas del este. De hecho, Rusia corta en junio el gas para Ucrania, que sigue siendo país de tránsito para el combustible hacia la UE, y solo se lo reanudará si paga cuentas pendientes por adelantado. Previa mediación de la Comisión Europea, en septiembre de 2014 Rusia y Ucrania firman un principio de acuerdo para que el suministro de gas no cese al menos durante medio año. Pero prosigue el toma y daca.

\r\n

De fondo… el acercamiento ucraniano a la UE. Porque en diciembre de 2013, aún con el derrocado presidente Yanukovich en el poder, Ucrania firmó un acercamiento a Rusia que también rebajaba el precio. Después de su caída, curiosamente empezó a subir y subir de nuevo…

\r\n

POR QUÉ

\r\n

La comunidad internacional entera señala sin tapujos a Rusia como instigadora de la reanexión de Crimea, primero, aunque fuera vendida como un movimiento espontáneo puramente peninsular. Y ahora mismo, se acusa a Moscú de ser quien está armando y alentando bajo cuerda a los rebeldes separatistas de la frontera este de Ucrania. El presidente ruso, Vladimir Putin, lo niega una y otra vez, tantas como Ucrania le pide que abandone sus ocultas ansias imperialistas, de añoranza de la U.R.S.S.

\r\n

No olvidemos que, paradójicamente o no, los dos países consideran su ‘acta fundacional’ el mismo hecho histórico: la creación del Rus de Kiev, federación de territorios eslavos allá por el siglo IX. Más tarde tendrían un devenir histórico y cultural bastante diferenciado, pero los destinos de los dos países volvieron a unirse en el siglo XVII. Ucrania comenzó como república autónoma bajo la protección de Moscú, para terminar siendo duramente ‘rusificada’ un siglo más tarde, y finalmente integrando la U.R.S.S. como una de las repúblicas soviéticas. O sea, estando sometida finalmente al Kremlin. Por todo esto, en Rusia la separación de Ucrania en 1991 sigue escociendo.

\r\n

CUÁNDO (cronología de hitos)

\r\n
    \r\n
  • ± 700-200 a.C.: el territorio hoy ucraniano forma parte del Reino Escita, pueblo de Asia Central. Además, los griegos fundan colonias en la costa del Mar Negro.
  • \r\n
  • ± 200 a.C.: los sármatas, otro pueblo de Asia Central, desplazan o asimilan a los escitas.
  • \r\n
  • ± S. VI d.C.: se instalan en la hoy Ucrania los pueblos eslavos orientales. Probablemente dan origen a los cosacos, célebres jinetes.
  • \r\n
  • 878: los varegos (vikingos suecos) toman la ciudad eslava de Kiev y fundan la federación de territorios eslavos llamada Rus de Kiev (a los varegos les llamaban ‘rus’, “remeros”). Es una unión de ciudades-estado con capital en la actual también capital ucraniana, que abarca pronto lo que hoy es Ucrania, Bielorrusia, buena parte de Rusia europea y sectores de Polonia, Moldavia y los países bálticos.
  • \r\n
  • 988: Vladimir I convierte al Rus de Kiev al cristianismo ortodoxo. Esplendor.
  • \r\n
  • 1240-1362: invasión de los mongoles, destrucción de la ciudad de Kiev y dominio del territorio por parte de la Horda de Oro, un estado mongol independiente del imperio.
  • \r\n
  • 1362-1569: Lituania (que se unirá con Polonia en 1386) se anexiona Kiev y buena parte de lo que hoy es Ucrania. Rusia sigue su propio camino.
  • \r\n
  • 1569-1653: dentro del estado que forman Polonia y Lituania, pasa Ucrania a dominio de Polonia, y choca porque los polacos son católicos y los ucranianos, ortodoxos.
  • \r\n
  • 1648: gran levantamiento cosaco contra la dominación polaca.
  • \r\n
  • 1667: tras la guerra contra Rusia, Polonia pierde territorios, entre ellos Ucrania, que se convierte en república autónoma bajo protección de Moscú.
  • \r\n
  • 1764: suspensión de la autonomía ucraniana por parte de Rusia; rusificación galopante.
  • \r\n
  • 1922: tras la revolución bolchevique, Ucrania entra en la U.R.S.S. como una de las repúblicas. Se convertirá en ‘el granero de la U.R.S.S.’.
  • \r\n
  • 1932-33: hambruna derivada de las políticas soviéticas, que mata a millones de ucranianos.
  • \r\n
  • 1945: En la Segunda Guerra Mundial, la población ucraniana se divide entre rojos (en mayor medida) y nacionalistas-fascistas; ganan los primeros y todo queda igual. Ucrania recibe la parte este de la región de Galitzia, que perteneció a Polonia y el Imperio Austrohúngaro.
  • \r\n
  • 1954: la Península de Crimea, en el Mar Negro, integrada en la república soviética de Ucrania.
  • \r\n
  • 1986: estalla la central nuclear de Chernóbil (Ucrania), peor accidente de este tipo en la historia.
  • \r\n
  • 1991: independencia, de la mano del desmoronamiento de la U.R.S.S. En referéndum, el 90% de los ucranianos apoya la independencia. Leonid Kravchuk, primer presidente.
  • \r\n
  • 1991-1999: recesión galopante en la que se pierde el 60% del PIB.
  • \r\n
  • 2004: ‘Revolución Naranja’: tras una segunda vuelta de las elecciones presidenciales considerada amañada a favor del oficialista Viktor Yanukovich, enormes protestas en las calles obligan a repetir esos comicios; esta vez parecen limpios y gana el opositor proeuropeísta Viktor Yushchenko, que había sido envenenado meses antes.
  • \r\n
  • 2009: en pleno invierno, Rusia corta el suministro de gas a Ucrania, problema que de rebote afecta también a la UE.
  • \r\n
  • 2010: Viktor Yanukovich, esta vez sin reclamos, nuevo presidente ucraniano.
  • \r\n
  • 2011: encarcelada Yulia Timoshenko, rival de Yanukovich en las últimas presidenciales. Era estrella de la ‘Revolución Naranja’ de 2004, empresaria del gas y ex primera ministra, acusada de abuso de poder por haber firmado en 2009 acuerdos gasísticos con Rusia que perjudicaban a Ucrania. Otras fuentes lo ven como muestra pura represión política. Saldrá con la revolución de 2014.
  • \r\n
  • 2013: rebelión en las calles de Kiev por la decisión del presidente Viktor Yanukovich de acercarse a Rusia y no a la UE. Tensión creciente que se extiende al país, con decenas de muertos.
  • \r\n
  • 2014: el Ejército ruso, camuflado y no, aprovecha la debilidad ucraniana para recuperar la Península de Crimea, de mayoría étnica rusa, que rápidamente se reincorpora a Rusia en un referéndum. Y en los territorios de la frontera este del país, los rebeldes prorrusos luchan en guerra abierta contra Kiev para conseguir lo mismo, autoproclamando repúblicas populares en zonas como Donetsk y Lugansk. En mayo, elecciones presidenciales que gana Petro Poroshenko. Éste presenta en septiembre un plan de reformas para tratar de entrar en la UE en 2020.
  • \r\n
\r\n

------------------------------------------------------------------

\r\n

Foto: http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Line_of_protesters_at_Dynamivska_str._Euromaidan_Protests._Events_of_Jan_20,_2014.jpg

\r\n

Escrito por César Ferrero Neira

Comentarios

Artículos relacionados

Crimea. Ha pasado un año

Austeridad, inflación y falta de inversión aquejan la vida diaria de las finanzas crimeas, mientras la población encuentra dificultades para acceder a determinados bienes de consumo.