Tras la huella de los Apartheids

Derechos Humanos

01 de Abril del 2014

Recuperamos uno de nuestros formatos preferidos, la entrevista, y lo hacemos con la periodista y escritora freelance gallega Iara Mantiñán Búa, artífice del proyecto “Tras la huella de los Apartheids”, muestra paradigmática de periodismo comprometido.

\r\n

Charlamos con Iara M. Búa y con Coralie Yap-Chine, gestora del proyecto en lala!bandería, espacio CoWorking.

Año más que significativo con la muerte de Mandela para que vuelva a ver la luz una palabra tan oscura como Apartheid. ¿Cuáles son los Apartheid que has documentado en este proyecto?


En concreto se pretende divulgar cómo es la situación de los coloured (mestizos) en los guetos de Ciudad del Cabo (Sudáfrica), enseñar los movimientos culturales desarrollados en los campamentos de refugiados de Cisjordania (Palestina), tales como The Freedom Theatre (El teatro de la Libertad) y analizar las expulsiones masivas de romaníes que a día de hoy están teniendo lugar en el Gobierno socialista francés.


Además, se debe recapacitar sobre los casi 30 campos de concentración construidos en Francia, tales como Montreuil-Bellay, que albergaron a miles de romaníes después de la Segunda Guerra Mundial (Memoria de la persecución).


Tras la huella de los Apartheids

Campamento romaní de Poissy. Francia. (c) Iara M. Búa. 2013



 


¿Cómo surge la idea de documentar todos estos casos? ¿Cuál es el proceso que has seguido para aglutinar todas estas historias en este proyecto?


La idea empieza con un viaje. En el año 2010 fui a Ciudad del Cabo para investigar el impacto económico del Mundial de Futbol. Ahí conocí a Isgak Stemmet, coautor de mi libro Conociendo al Cape Coloured y empecé a documentar cómo era la vida diaria de los coloureds (mestizos) en un gueto en Ciudad del Cabo llamado Manenberg. Fue entonces cuando me percaté de las “burbujas” o comunidades que viven en nuestra sociedad pero que no forman parte de nuestra sociedad. Como si fueran fantasmas.


Después de mi estancia en Sudáfrica viajé a Israel en el año 2011. No sé si el destino fue elegido o me eligió. Estuve trabajando como operaria en un Kibbutz (sistema comunista) en Ein-Hashofet, en el norte de Israel. A los seis meses me fui al campamento de refugiados de Yenín en Palestina (Cisjordania) a trabajar como voluntaria. Me di cuenta de que el pueblo palestino sufría dos tipos de ocupación. La ocupación territorial y lo que algunos llaman “la ocupación mental”, es decir el pensar que el sistema es así y que están condenados a nacer y morir sin oportunidades, sin un futuro próspero, solo por el simple hecho de ser palestinos.


En el año 2013 viajé a París (Francia) y también tuve la oportunidad de hacer trabajo de campo en campamentos de romaníes en Poissy. Y, aunque estaba en Europa, volví a ver esa mirada de resignación en el pueblo romaní. Es decir: ese pensamiento de somos distintos a los “otros” y por eso estamos condenados a vivir de esta manera. Por eso he llamado a este proyecto “Tras la huella de los apartheids”, porque creo que no hace falta irse a Sudáfrica o a Palestina para ver estas comunidades fantasmas o desintegradas, sino que muchas de ellas están a la vuelta de la esquina. Solo tenemos que hacer un esfuerzo y acercarnos.


Tras la huella de los Apartheids

Dos niños palestinos jugando con un cuchillo y una vara de metal en el campamento de refugiados de Yenín, (Cisjordania). (c) Iara M. Búa. 2012.



 


¿Suráfrica, Palestina, Francia… más casos concretos que añadir al proyecto para ampliarlo?


Egipto. Estuve en EL Cairo en febrero del año 2012. Yo, y mi compañera de Kibbutz, Pamela, éramos las únicas turistas que visitábamos en camello las Pirámides. Decrépitas. En el viaje entrevisté a varios nasseristas militantes del partido que preside Hamdeen Sabahi. Me extrañó que en nuestras conversaciones me dijeran que habían realizado varios viajes a Cataluña y que se interesaban por el modelo de energía renovable de España, cuando hace unas horas estaba paseando por las Pirámides con mi amiga y un niño egipcio, menor de diez años, recogía uno por uno los excrementos de nuestro camello con sus propias manos y un cubo. Obviamente, sin guantes. Una de esas imágenes que se me quedan impregnadas en la retina y que me gustaría poder compartir durante los debates de la exposición.


¿Historias personales que pertenecen a estos escenarios? ¿Casos concretos? Pongámosle identidad a tanto rostro:


Relataría una conversación que mantuve con Saber, un joven palestino de 18 años alque le daba clase de Teatro de la Libertad, en el campamento de Yenín (Cisjordania). Lo recuerdo como un gran artista y una persona con carácter provocativo. Solía venir a clase con el pelo rapado, gafas de sol de marca americana, camisa de cuadros pegada al cuerpo, pantalones cortos y con zapatillas de colores fosforitos. Su vestuario llamaba la atención entre los vecinos del pueblo. Yenín es una ciudad muy conservadora, no está permitido que los hombres enseñen las piernas de rodilla para abajo. Pero a él le era indiferente. Recuerdo que vivía solo en una pequeña casa humilde, en una habitación, con una gran televisión, un sofá y una alfombra. Un día me invitó –a mí y a Sarah Tuck (fotógrafa del teatro)– a cenar pollo en la casa de su madre. En la puerta había una foto de su difunto padre.



  • Lo mataron durante la Segunda Intifada (duró hasta el 2005) –dijo Saber. Traducía las palabras de su madre, del árabe al inglés. Le dispararon dos soldados israelíes.


La comida siguió como si nada. Para Saber y el resto de los palestinos es normal hablar de muerte, tortura y asesinatos. Forma a parte de su día a día y de su aceptación sobre lo que es “cotidiano”, aunque a nosotros nos parezca una aberración. Es como vivir en otra dimensión.


Tras la huella de los Apartheids

Grupo palestino de teatro actuando en Hebrón (Cisjordania). (c) Iara M. Búa. 2012.



 


¿Cómo ha sido todo el proceso que ha ido dando forma al proyecto?


La documentación ya está realizada, es el trabajo de cuatro años en estas “burbujas” o “comunidades desconocidas” en Sudáfrica, Palestina y Francia. Ahora, simplemente hace falta financiación para imprimir el material gráfico, buscar salas para exponerlo y hacer eventos donde se pueda debatir el significado de barrera ideológica o cultural. Hablo de las fronteras humanas más que geográficas y de que el concepto de diferenciación hacia “lo otro” está supeditado a creencias políticas o intereses partidistas, consistentes en un aspecto de segregación.


La campaña en GOTEO se lanza al querer compartir con el público europeo todo el material traído, tanto fotografías como vídeos, entrevistas, artículos, y simplemente no disponer de financiación para ello. Elegimos esta plataforma de crowdfunding porque suele acoger proyectos periodísticos de carácter social. Otras, como Verkami, son muy interesantes pero parecen haberse especializado más en proyectos culturales.


La exposición física está prevista para finales de primavera, principios de verano en Santiago de Compostela. Se podrá ver cerca de un mes en distintas salas de la ciudad, y después en formato digital en una página web.


Creo que la función del periodista es realizar preguntas y generar un debate social. Por eso, el día de los eventos haremos conexiones por Skype con distintos corresponsales que están en la zona y que han estudiado en profundidad estas realidades. En concreto hablaremos con Teresa Aranguren, ex-corresponsal de Tele Madrid en Oriente Medio; Jaime Velázquez, corresponsal en Sudáfrica del diario ABC y Miguel Mora, corresponal en Francia del diario EL País.


Y todo ello por un noble objetivo:


El objetivo principal de esta exposición, la cual tendrá dos soportes: online (web) y offline (salas) es dar a conocer otras realidades con testimonios de primera mano, fotografías, y vídeos sobre el terreno, que normalmente no están reflejadas en los medios de comunicación de masas. Además, se pretende crear un debate social acerca del concepto de gueto, raza, y qué entendemos por exclusión social.


Tras la huella de los Apartheids

Campamento romaní de Poissy (Francia). (c) Iara M. Búa. 2013.



 


¿Cómo se puede apoyar el proyecto?


De momento se puede apoyar económicamente desde la campaña de crowdfunding:


http://goteo.org/project/exposicion-tras-la-huella-de-los-apartheids/


Las aportaciones pueden oscilar desde 5 euros hasta 500 euros. Ofrecemos contrapartidas: fotos, libros, espacios de trabajo durante una semana en lala!bandería coworking en Santiago de Compostela,


También buscábamos gente en prensa (Gracias Seguimos informando!!), en producción, y en fotografía. ¡Ya se nos ofreció un fotógrafo! Claramente buscamos financiación: unos 2.859 euros!!

Comentarios

Gaza conmemoró la festividad de Eid Al-Adha: En imágenes

Palestinos en Gaza celebraron Eid Al Adha (Celebración del sacrificio) bajo las etiquetas #GazaEid y #غزة_بدها_تعيد (que significa, Gaza quiere celebrar Eid). Esta fotografía compartida por el Centro palestino de información muestra niños en una concurrida calle comercial promocionando la etiqueta el 3 de octubre.

Un medio respeta a un periodista en la medida en que respeta a los protagonistas de sus historias

De pequeño le gustaban los mapas, especialmente los de África, por la cantidad de espacios claros que distinguía en ellos. Eran más blancos, me intrigaba esos enormes espacios libres, me llamaban más la atención.\r\nDe pequeño le fascinaba la vida de los animales africanos, pero de mayor se decantó por las personas, por las historias de la gente. Xavier Aldekoa afirma que – todo lo que he hecho ha sido con un objetivo claro: ir a África -. Y si no es poco lo que ha hecho hasta su llegada al continente africano, aún más es lo que está haciendo en y por nuestro continente de origen.

Entrevista en Periodistas por el Mundo

Seguimos Informando es el primer libro del profesor y comunicador Xabier Iglesias, y lo ha hecho a través de un sistema de crowdsourcing, un modelo colaborativo basado en las donaciones particulares de usuarios anónimos. Compuesto por ocho entrevistas realizadas a periodistas freelance, el autor asegura que hay que volver a los orígenes del periodismo, unos orígenes en los que la información propia, de calidad y de pago eran la nota dominante.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor

La Zona

Tensión política y los conflictos armados entre el Estado de Israel y Palestina.

Palestina

"Tensión política y los conflictos armados entre el Estado de Israel y Palestina."