Martin Aldalur

Licenciado en Lenguas Modernas por la Universidad de Surrey y periodista por las universidades de Barcelona y Columbia, ha colaborado con distintos medios: sirvan como ejemplo la BBC o la coreana KBS.

En 2006 obtuvo el título de periodista en la Universidad de Barcelona y Columbia de Nueva York. Desde entonces ha viajado por África occidental y Sudamérica tratando de desentrañar algunos de los conflictos de mayor actualidad. Como periodista y documentalista ha colaborado con medios locales e internacionales, como la BBC o la coreana KBS.

Comentarios

Artículos destacados

En vez de criminalizar la inmigración hay que aprovecharla

Hablamos con Martín Aldalur, autor de Clandestinos. Su trabajo es una mirada caleidoscópica a modo de libro que retrata el fenómeno de la inmigración ilegal africana; origen, motivación, viaje, recepción, encuentro e integración.\r\nEsta recopilación minuciosa de 300 testimonios vierte luz sobre un proceso complejo y cargado de prejuicios, donde todos los actores del fenómeno, víctimas y victimarios, tienen su oportunidad.\r\nHistorias de sufrimiento e injusticia, pero sobre todo de superación, nos mostrarán la travesía de ese desconocido que se deja la vida tratando de llegar a las costas europeas.\r\nMartín hace de guía en esta travesía, con una cantidad de kilómetros a sus pies entre Latinoamérica y África, que ahora transforma en palabras como periodista y escritor.

Clandestinos

A partir de 2006, con la llegada masiva de cayucos a las costas canarias procedentes del África occidental, se evidenciaron, por un lado, una comunidad africana que vivía en España desde hacía veinte años y, por otro, la dura realidad de un continente que nos mira y al que damos la espalda. Las portadas de los periódicos hablan de avalancha e invasión y, aunque la inmigración irregular llegada en cayuco y patera no supere el 4 % del total, la percepción general es la de un acecho, un peligro constante dentro del problema de la inmigración.

Afroargentinos, el genocidio olvidado

Es invierno en Buenos Aires y el frío sube húmedo del Río de la Plata. Parque Patricios, un barrio compuesto por típicos edificios bajos y antiguas naves industriales clausuradas, está envuelto por una neblina ligera. Caminamos por la calle Monteagudo, bordeando el parque que da nombre al barrio. Es viernes por la tarde y ya es de noche.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso