Lourdes Portillo recibe el Premio del Festival de Cine y Derechos Humanos de Donostia

Cine y DDHH

La cineasta mexicana Lourdes Portillo recibe este año el Premio del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián. El trofeo es una escultura que ha sido diseñada por la artista Sahatsa Jauregi.

En 2007 se instaura el Premio del Festival de Cine y DDHH para reconocer el trabajo y la implicación de personalidades del mundo del cine en favor de los derechos humanos. Ese año se concede el galardón a la actriz Pilar Bardem, en reconocimiento a su trayectoria personal de defensa de los derechos humanos, la democracia, la paz y su solidaridad y trabajo a favor de las causas y colectivos más desfavorecidos.


Desde entonces han recibido el Premio el productor Elías Querejeta, el cineasta José Luis Borau, el director serbio Goran Paskaljević, la documentalista británica Kim Longinotto, la actriz y directora madrileña Iciar Bollain, el documentalista Patricio Guzmán y el realizador francés Robert Guédiguian. A todos ellos les une un trabajo de varias décadas defendiendo los derechos del ser humano a lo largo de sus trayectorias cinematográficas.


La cineasta mexicana Lourdes Portillo recibe este año el Premio del Festival de Cine y Derechos Humanos de San Sebastián. 


Nacida en México, criada en Estados Unidos y orgullosa de ser chicana, Lourdes Portillo ha dedicado gran parte de su carrera como cineasta a investigar y analizar la identidad y cultura latinas. Desde muy joven se inició en el mundo del documental, y tras acabar sus estudios en San Francisco, en 1979 dirige su primer film, Después del terremoto, que cuenta la vida de una joven inmigrante nicaragüense en California. En 1986 obtiene una nominación a los Oscar y más de veinticinco premios internacionales con Las Madres de la Plaza de Mayo, que rueda durante tres años en Argentina junto a Susana Muñoz. Posteriormente dirige, entre otras muchas, La ofrenda: The Days of the Dead (1988), sobre las celebraciones del día de los muertos en comunidades mexicanas y chicanas; EI diablo nunca duerme (1994), donde vuelve a su país natal para investigar la muerte de su tío; Corpus: A Home Movie for Selena (1999), aproximación a la figura de la popular cantante texana; Señorita extraviada (2001), que se acerca a la realidad de los centenares de mujeres asesinadas en Ciudad Juárez. Juárez; o Al más allá (2008), documental experimental sobre el tráfico de drogas en la costa maya.


Una larga trayectoria cargada de pasión y compromiso que ha recibido innumerables premios y reconocimientos a los que ahora se suma este galardón. 


El trofeo es una escultura que ha sido diseñada por la artista Sahatsa Jauregi. En palabras de la artista: 


"Esta pieza es una referencia directa a la película Señorita extraviada de Lourdes Portillo. Concretamente, se ha empleado la figura de mujer que aparece en la última secuencia como elemento central de la escultura. He querido fijar esta silueta, que en la película de Portillo se balancea como imagen que alude a la vulnerabilidad de las mujeres de Ciudad Juárez. Situarla en el centro. Detrás de este gesto se esconde un consciente ejercicio de apropiación. Porque aquello que podría leerse bajo los parámetros de las infinitas representaciones de objetualización de la mujer, a través de técnicas de empoderamiento, podría invertir lo Otro en lo propio, con una clara intención de cuestionar la “realidad” que se nos ofrece como dada. "







Comentarios

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor