Implicados altos rangos militares de Tailandia en el tráfico ilegal de inmigrantes tras el descubrimiento de múltiples fosas comunes al sur del país

Migración

08 de Junio del 2015

La crisis migratoria de los Rohingya en 2015 ha forzado la investigación de las autoridades presionadas por el foco mediático mundial. El resultado ha sido el descubrimiento de campos de concentración y fosas comúnes en Malasia o Tailandia y la detención de responsables, entre los que destacan altos rangos militares. 

La útima semana de mayo trajo noticias positivas acerca de la crisis migratoria de los Rohingya en este año 2015. La intermediación internacional había conseguido un año de tregua para la etnia musulmana y las miles de personas que permanecían a la deriva en el mar podrían desembaracar en países como Malasia, Tailandia o Indonesia


A esta gran noticia le acompañaron otras más negras fruto de las investigaciones impulsadas por las autoridades de los diferentes países afectados por la crisis migratoria. 


Más de un centenar de cuerpos se encontraron en varias fosas comunes en Malasia, en la ciudad fronteriza con Tailandia de Padang Baesar. Además de las fosas comunes fueron localizados 17 campamentos clandestinos que ya habían sido abandonados. En declaraciones del ministro del interior, Ahmad Zahid Hamidi, a la prensa local:


"Cada tumba tiene quizá tres, cuatro cadáveres. Pero aún no sabemos cuántos hay en total. Probablemente vamos a encontrar más. Malasia como Gobierno no está implicado. Pero sí hay malasios implicados; lo reconozco como un hecho."


Otra treintena de fosas comunes han sido encontradas también al sur de Tailandia. Este descubrimiento se enmarca en la mayor operación que se ha llevado nunca en el país contra la migración ilegal. Las autoridades tailandesas han emitido órdenes de arresto contra 84 personas por implicación en una red de tráfico de personas. 51 de estas órdenes ya han sido ejecutadas. Entre las personas detenidas destacan altos rangos militares como el teniente general de las Fuerzas Armadas tailandesas Manus Kongpan. En declaraciones suyas a la prensa local ha manifestado:


"Pido justicia. Estoy preparado para cooperar totalmente con las autoridades del modo que sea. No importa lo que decida el tribunal, estoy dispuesto a aceptarlo."


El gobierno de Tailandia, representado por el ministro de defensa Prawit Wongsuwan, recuerda que el teniente general Manus Kongpan es por el momento un sospechoso y debe ser tratado mientras tanto como una persona inocente hasta que se demuestre lo contrario. 




------------------------------


Foto Libre de Derechos de Uso. Fuente Wikipedia.







Comentarios

Atrapados en Patras

Henry Olimpio Gore es de Sudán. Se suponía que Grecia solo sería una etapa más en su travesía hacia Londres, donde pretendía empezar una nueva vida, pero como él mismo dice, se ha convertido en una pesadilla.

Profesores en el punto de mira

172 maestros han sido asesinados por la insurgencia islámica en los últimos 10 años en el sur de Tailandia.\r\nLa educación pública es vista como un elemento opresor del Estado por los musulmanes malayos.\r\nEn los últimos meses, cuatro profesoras han sido asesinadas mientras iban de camino al colegio.

Migración, problema para unos, oportunidad para otros

En estos momentos Europa atraviesa un dilema al que debe dar solución. Las imágenes que puede presenciar la opinión pública a través de los medios de comunicación muestran la necesidad que existe en nuestro continente para hacer frente al dilema de la inmigración.

Extremismo religioso y ultranacionalismo en Myanmar

Tras muchos años en estado latente una guerra de religiones ha estallado en Myanmar (Birmania). Más de 300 personas han muerto desde 2012, en su mayoría musulmanes de la etnia Rohingya a manos de budistas, espoleados por el discurso del ultranacionalismo y el extremismo religioso.

La precariedad de los jóvenes sirios en situación irregular en Jordania

El 23 de agosto es el Día Internacional contra la Esclavitud. En muchos lugares del mundo se siguen viviendo situaciones de abuso y nuevas formas de explotación de la gente vulnerable. Este es el caso de los refugiados sirios en Jordania -a los que pagan menos por desempeñar los mismos trabajos que los nacionales-. La mayoría tienen que esconderse de la policía y corren el peligro de ser expulsados del país si son descubiertos trabajando sin permiso.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor