Greenpeace gana la batalla naval de Canarias

Medio Ambiente

Para el espectador de a pie, todo comenzó a última hora de la mañana del sábado con una serie de tweets confusos en los que se informaba de “incidentes entre un barco de la armada española y activistas del buque Arctic Sunrise de Greenpeace en aguas Canarias.

17 de Noviembre del 2014

En realidad todo había empezado muchos meses antes, cuando el gobierno del PP decidió que había que permitir las perforaciones de Repsol en busca de petróleo en aguas canarias. A partir de ahí, surgió un inmenso movimiento ciudadano en toda España, cuyo eco por cierto llegó con fuerza a Europa, en contra de las prospecciones.

\r\n

Como una parte sustancial de esa campaña ciudadana, Greenpeace llevó su barco MV Arctic Sunrise – bien conocido por haber sido recientemente detenido en Rusia durante varios meses - a Canarias y se dispuso a protestar contra la plataforma Rowan Reinassence que se dirigía a la zona de prospecciones. Las acciones de Greenpeace siempre son pacíficas, así que es probable que los activistas hubieran puesto una pancarta o hubieran pintado la borda de la plataforma, si hubieran podido llegar.

\r\n

Lo siguiente que supimos, a través de twitter, fue la siguiente información:

\r\n

“Una activista cayó al agua y sufre heridas de consideración al pasarle por encima la embarcación de Greenpeace”

\r\n

La alarma estaba servida ¿qué había ocurrido en realidad? A esas horas ya estaba claro que la armada había intentado frenar la protesta de Greenpeace, y que había varios heridos. Pero seguía habiendo mucha confusión.

\r\n

Sin embargo, en los informativos de la noche del sábado se emitió un vídeo de Greenpeace que ponía las cosas claras: una embestida brutal de las lanchas de la armada empujaban a la activista al agua, y luego....confusión. Luego las fotos de los visitantes al Arctic ya en el puerto mostraban con sorpresa que...las helices de las lanchas del buque ecologista son internas.

\r\n

\r\n

En definitiva, el gobierno no sólo utilizó la armada para defender los intereses de Repsol, sino que además esta lo hizo de forma violenta y desproporcionada. Pero además pretendió achacar las terribles consecuencias de su brutalidad desmedida al propio Greenpeace...aunque al final las cosas quedaron claras.

\r\n

No cabe duda de que Greenpeace es el vencedor moral de este lance, y ha puesto en evidencia unos métodos inaceptables de tratar una protesta pacífica. Este gobierno debe responder por el atropello cometido, y también por intentar engañarnos a todos con su maquinaria de manipulación.

\r\n\r\n\r\n

\r\n

Comentarios

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor

He navegado en los barcos de Greenpeace, y participado en muchas de sus campañas más conocidas.

Ver tod@s