El trabajo esclavo textil en Argentina sale a la luz nuevamente con la muerte de dos niños en un taller ilegal

Derechos Humanos

07 de Mayo del 2015

La muerte de dos niños en un taller ilegal textil de Buenos Aires vuelve a sacar a la luz el trabajo esclavo en la producción de ropa y calzado en Argentina, al que recurren tanto falsificadores como grandes marcas.

"La Salada" es una gran feria de ropa y calzado de Buenos Aires, considerada el mercado negro más grande del continente americano. Alrededor de cuarenta mil puestos de ropa y calzado a precios bajos, muchos productos son falsificaciones de grandes marcas. 


Estados Unidos y la Unión Europea han denunciado a esta feria, que irónicamente recibe guiños de las autoridades argentinas, incluyendo a empresarios responsables en misiones comerciales oficiales.


El volúmen de negocio generado por las prendas ilegales supone al menos 22 millones de euros por mes, según datos de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa, y es que además de "La Salada" existen otro medio centenar de ferias más pequeñas en casi 120 ciudades del país, conocidas como "Saladitas".


Previamente a este último punto de la cadena de producción textil que es la venta están lo talleres que fabrican estas prendas y calzados. Se calcula que existen unos tres mil talleres ilegales solamente en Buenos Aires.


 


El trabajo esclavo textil en Argentina sale a la luz nuevamente con la muerte de dos niños en un taller ilegal


 


La Fundación Alameda lucha contra esta producción ilegal y las condiciones en las que sus trabajadores se ven obligados a trabajar. Al frente de la misma el legislador porteño Gustavo Vera y fruto de su trabajo el mapa de talleres ilegales de Buenos Aires, las más de doscientas denuncias judiciales de trabajo interpuestas o la lista de más de 100 grandes marcas textiles que subcontratan la producción a empresas intermediarias que a su vez contratan a talleres clandestinos. 


Entre las marcas acusadas la española Zara, que desmiente tal acusación, pero que queda en entredicho tras una cámara oculta realizada por la fundación en la que un proveedor oficial de la marca retira prendas de un taller textil ilegal. Zara y su matriz Inditex cuentan ya con varias acusaciones por trabajo esclavo como la que contamos en Seguimos Informando acerca de las "4 grandes empresas españolas en la lista negra del trabajo esclavo en la India".


 



 


El trabajo esclavo textil en Argentina vuelve a estar de actualidad estos días tras la muerte de dos niños en un incendio de un taller textil ilegal. 


Orlando y Rodrigo Camacho, de siete y once años respectivamente, murieron calcinados en un incendio, que se originó por una vela, en un taller textil ilegal. Sus cuerpos fueron encontrados abrazados a la cama. No pudieron escapar, las ventanas y las puertas, exceptuando una, estaban tapiadas para ocultar la actividad ilegal que se llevaba a cabo en el interior del taller.


Los trabajadores textiles ilegales son en su mayoría personas indocumentadas de origen boliviano. Se calcula que solamente en Buenos Aires serán unas treinta mil. Trabajan jornadas de dieciséis horas diarias y apenas salen al exterior ya que malviven en el interior de los talleres. Llegan a Argentina engañadas, con la promesa de trabajar dignamente con un salario pagado en dólares y cuando llegan descubren las verdaderas condiciones, su salario de 200 pesos (20 euros) y que tienen que pagar tanto el billete del viaje como el alquiler. 


Los talleres en los que trabajan en condiciones de "esclavitud" son habitaciones pequeñas, repletas de materiales para el trabajo, con instalaciones eléctricas deficientes, ventanas tapiadas para ocultarles, camas mugrientas y un solo baño insalubre. Las maquinas no paran de coser en ningún momento y los niños corretean por doquier. 


Con estas condiciones no es de extrañar que se haya detectado un repunte de la tuberculosis en Buenos Aires, tal como indica un reciente estudio científico del Centro Nacional de Investigaciones Científicas, y que relaciona directamente el repunte de la enfermedad con los talleres ilegales y las condiciones insalubres de los mismos.


 


------------------------------


Imágenes de la Fundación Alameda. 


 





Comentarios

La bloguera de moda que presiona a H&M: Sus trabajadores de Camboya contaban cosas terribles

Hablamos con trabajadores de H&M que se cubrían la cara en las grabaciones por miedo a perder sus trabajos, dice Anniken Jørgensen, la bloguera que participó en un reality para trabajar en fábricas textiles de Camboya.\r\nAsegura que no se les permitió la entrada a las fábricas de la multinacional.\r\nLa productora del programa me llamó para decirme que no mencionara más a H&M en las entrevistas.

Afroargentinos, el genocidio olvidado

Es invierno en Buenos Aires y el frío sube húmedo del Río de la Plata. Parque Patricios, un barrio compuesto por típicos edificios bajos y antiguas naves industriales clausuradas, está envuelto por una neblina ligera. Caminamos por la calle Monteagudo, bordeando el parque que da nombre al barrio. Es viernes por la tarde y ya es de noche.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor