Clandestinos

Migración

07 de Febrero del 2012

A partir de 2006, con la llegada masiva de cayucos a las costas canarias procedentes del África occidental, se evidenciaron, por un lado, una comunidad africana que vivía en España desde hacía veinte años y, por otro, la dura realidad de un continente que nos mira y al que damos la espalda. Las portadas de los periódicos hablan de «avalancha» e «invasión» y, aunque la inmigración irregular llegada en cayuco y patera no supere el 4 % del total, la percepción general es la de un acecho, un peligro constante dentro del «problema de la inmigración».

Miles de personas mueren tratando de llegar a las costas europeas, personas que se han convertido en un número que retumba como un eco en los medios de comunicación. Una cifra despojada de todo valor humano que, en lugar de conmover, asusta. Según las estimaciones de la organización Fortress Europe, al menos diez mil inmigrantes han perdido la vida de este modo. Otras organizaciones multiplican este número por tres. A pesar de que en 2008 se celebrara el 60.º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el control de los flujos migratorios que ejercen los estados priva del derecho al libre movimiento que tienen todas las personas, además de generar innumerables violaciones que no trascienden de los informes que emiten los diferentes organismos.


El vértigo y la vacuidad de la noticia informan y anestesian. Lejos de estimular el juicio crítico venden un producto cerrado, para ser consumido sin metabolizar. Esta corriente mediática genera sujetos pasivos e indiferentes. Tanto la censura como la sobreinformación están al servicio de velar la verdadera dimensión de los hechos. Tomar conciencia y situarnos ante este fenómeno nos obliga a ponerles rostro, nombre y apellido a las personas que llegan, a las que quedan en el camino y a las que mueren como una simple cifra.


Éste es un libro de testimonios. La prioridad la tendrán los inmigrantes, pero también hemos incluido las voces de los políticos, de los cuerpos de seguridad del Estado que están implicados en el proceso, de los médicos que atienden a inmigrantes, de los periodistas que informan, de los pensadores y miembros de diferentes organismos. Se trata de una reconstrucción del proceso desde el origen. Aunque siempre seguirán ausentes las voces de quienes no están, los que mueren en esta terrible aventura. Así, con la convicción de que la verdad absoluta no existe, este trabajo pretende aunar la mayoría de las subjetividades posibles sobre el mismo tema, sin eludir por esto la necesaria toma de posición. Y, del mismo modo que los africanos realizan la gran travesía para llegar a su «Dorado», se pretende invitar al lector a hacer un viaje a través de las páginas de este libro. Comprender—si fuera posible— las motivaciones, vivir los procesos y abrir canales de comunicación, por otra parte tan necesarios para que existan sociedades plurales, con un lugar para el diferente. La comunicación implica atravesar fronteras, no precisamente físicas, como las que tienen que sortear los que consiguen llegar a Europa, sino culturales. Sobrepasar los límites de nuestro sistema de creencias, de lo que aprendimos que era absoluto, y encontrarnos en un nuevo espacio. Para ello, durante los últimos tres años he entrevistado a más de 300 personas y he viajado por diferentes países. He visto de cerca el dolor, la indiferencia, la hipocresía y la dignidad. Desde una oficina del Senado en Madrid a un pueblito de pescadores en una recóndita isla de Senegal.


 


Si queréis descargar el primer capítulo completo podéis hacerlos a través de la web www.clandestinos.info

Comentarios

Migración, problema para unos, oportunidad para otros

En estos momentos Europa atraviesa un dilema al que debe dar solución. Las imágenes que puede presenciar la opinión pública a través de los medios de comunicación muestran la necesidad que existe en nuestro continente para hacer frente al dilema de la inmigración.

Profesores en el punto de mira

172 maestros han sido asesinados por la insurgencia islámica en los últimos 10 años en el sur de Tailandia.\r\nLa educación pública es vista como un elemento opresor del Estado por los musulmanes malayos.\r\nEn los últimos meses, cuatro profesoras han sido asesinadas mientras iban de camino al colegio.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor

La Zona

La República Democrática del Congo, también conocida popularmente como RDC o Congo Democrático, es un país de África central, denominado Zaire entre los años 1971 y 1997.

Congo Democrático

"La República Democrática del Congo, también conocida popularmente como RDC o Congo Democrático, es un país de África central, denominado Zaire entre los años 1971 y 1997."