300 kilómetros a pie alrededor del Annapurna para ayudar a Nepal

Catástrofe Humanitaria

08 de Julio del 2015

Una imagen puede llegar a cambiar el mundo o al menos una situación, es justo lo que quiere conseguir el ilustrador Enrique Flores

Conocido por sus dibujos sobre temas tan reivindicativos como el 15M, ha presentado un libro para ayudar a la reconstrucción de Nepal. Después de pasar un mes este 2015 en esta ciudad decidió acercarse a Annapurna para hacer senderismo. Es aquí donde se embarcó a escribir un diario con dibujos en acuarela y  tinta china con anotaciones del viaje, los sitios que visitaba incluso donde se alojaba.


Los beneficios por ventas de ese libro estarán destinados a la ONG Montañeros  para el Himalaya Edurne Pasabán, que trata de ayudar a niños y niñas  montañeses de Bhután, Tibet, Pakistán, India y Nepal. Según el propio autor la idea de escribir este libro le vino cuando pensaba en la manera de ayudar a la población nepalí:


Pensando en cómo podría ayudar a la reconstrucción de ese país que tan bien me trató se me ocurrió editar un libro con los dibujos que hice allí y donar los beneficios a una ONG que da educación a niños sin recursos. Me puse en contacto con Arianna Squilloni, de la editorial A Buen Paso. Me dijo inmediatamente que sí. No sólo eso sino que se ofreció a donar su parte, lió a la imprenta para que hiciera un buen precio, lió a Miquel Puig, un magnífico diseñador que ha trabajado por la cara. Por mi parte, embarqué a Elvira Lindo que escribió un emocionante prólogo".


Enrique Flores tratará dar rienda suelta a la felicidad mediante sus dibujos y así ayudar a la reconstrucción del país. La editora hace hincapié declarando que este es uno de esos libros que todos los niños deberían conocer, un testimonio de un lugar que quiere volver a creer en los sueños.


 





Comentarios

El genocidio de Darfur. Doce años de sangre y oscuridad

En Darfur, nos encontramos una situación enquistada por una acumulación de circunstancias adversas que nos han condenado a ser testimonios de una auténtica catástrofe humanitaria. La sequía, la hambruna y la pobreza han ayudado a hacer más profunda, una brecha abierta desde la segunda guerra civil sudanesa, entre los grupos árabes, partidarios de Omar al Bashir, y los grupos rebeldes de raza negra sureños.

La revolución de los “intocables”

La revolución comenzó de forma casi fortuita, por una inesperada chispa: Phayumiya Mahra Ram se negó a hacer su trabajo. El hecho no habría tenido mayores consecuencias si no fuera porque este hombre pertenecía a la casta chamar, una de las 22 que dan forma al grupo de los dalit, considerados intocables. Y porque la labor que se negó a llevar a cabo es la que le exigía desempeñar la rígida sociedad nepalesa: deshacerse de los cuerpos de animales muertos.

Cada día en Libia significaba poner en juego tu vida

Cuando el diario nonato La Voz de la Calle despidió a su plantilla, Alberto Arce (Gijón, 1976) se aferró a la indemnización y con ella partió rumbo a Libia. Recibió el dinero un miércoles y el viernes a las 08.00 horas ya cogía un avión en Madrid con destino Malta, desde donde embarcaría hacia Misrata.

NUESTRA NEWSLETTER

Regístrate si quieres recibir un resumen semanal de las noticias en tu email. Gracias ;)



He leído y acepto las Condiciones de Uso


El Autor